fbpx
  • Home

La piel que envuelve nuestro cuerpo es el punto de contacto entre el mundo interior/exterior y funciona a la vez como receptor y emisor; es por ello que, frecuentemente sirve como indicador visible del estado anímico y de los problemas emocionales que se padecen.

Las somatizaciones cutáneas (zonas de la piel que reaccionan ante estímulos psíquicos) engloban aquellas patologías dermatológicas que vienen producidas o favorecidas por algún factor psicológico o psiquiátrico y por la influencia del ambiente que les rodea. Es a través del estudio de la psicodermatología que se puede estudiar la influencia del estrés psicosocial en diversas enfermedades dermatológicas.

Podemos asegurar que la relación entre la mente y la piel es muy estrecha, tanto que los pacientes con enfermedades dermatológicas tienen un 20% más de alteraciones psíquicas y psiquiátricas, en relación al resto de la población. Sufren más ansiedad, fobias, aislamiento social, entre otras. Algunas afecciones cutáneas efecto de factores psicoemocionales pueden ser:

Afecciones cutáneas con una elevada incidencia de factores psicoemocionales Hiperhidrosis, dishidrosis, prurito, urticaria, liquen simplex, dermatitis atópica, acné, rosácea, alopecia areata, psoriasis, herpes, dermatosis seborreica, etc.

Afecciones dermatológicas con presumible rebote psicosomático En la infancia: ictiosis, alopecia, epidermólisis bullosa, nevus, angioma, etc.

Síndromes psiquiátricos con expresión dermatológica Lesiones dermatológicas autoafligidas: dermatitis artefacto, excoriaciones neuróticas, tricotilomania. Hipocondrías (fobias\: venereofobia, dismortofobia, bromhidrosifobia, glosodinia, signo de Rusell. Delirios parasitarios: síndrome de Ekbom Adicción a sustancias: afectaciones mucosas en fumadores de crak o inhaladores de cocaína.

En la adolescencia: acné, alopecia, etc.

En la edad adulta: rosácea, alopecia, dermatitis seborreica, envejecimiento cutáneo (dermatoporosis)

Para evitar este tipo de trastorno y además cuidar tu piel, te recomendamos realizar actividad física y actividades lúdicas como forma de liberación del estrés, obteniendo así mejoras en el estado anímico y por lo tanto, como modo de prevención a enfermedades dermatológicas. Recuerda siempre acudir con tu especialista en el área de psicología y en el área de cosmetología y cosmiatría corporal para poder ayudarte a sentirte y verte bien.

Autor: Karla Abril Schafler Tenorio estudiante de la Lic. en Cosmetología y Cosmiatría Corporal Universidad Unilomas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *